viernes, abril 01, 2005

Milonga

Tantos días difíciles. Solo a veces sentir algo inmenso. Adentro. Conmigo. Es tan complicado ser libre de aquello que no te deja ser auténtico. Es tan sabio dejarse llevar. Solo el ahora. Lo más importante en lo más ínfimo. En el detalle. En eso que no siempre tenemos en cuenta. Nada de palabras. La corriente abajo. Confiar en lo infinito. Estoy segura que te podría regalar todas mis margaritas. Las marchitas de Zitarrosa. Las del próximo septiembre. Quitarte las penas. Vernos con ojos grandes. Una historia. De esas que quedan en el aire. Milonga, tu compañera.

1 comentario:

Edorsain dijo...

lo mas importante es eso, el viento que arropa las copas de los arboles, una margarita que se deshoja en la inmencidad de un dia que muere lleno de colores, un amor que despierta los sentidos, una caricia que eriza la piel, un beso que conjura el deseo, y la dulce oscuridad que nos devuelve a nosotros mismos